Vivienda M

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-01

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-01

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-02

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-02

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-03

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-03

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-04

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-04

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-05

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-05

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-06

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-06

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-07

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-07

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-08

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-08

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-09

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-09

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-10

SINALDABA-ARQUITECTURA-VM-10

PORTADA-SINALDABA-VM

PORTADA-SINALDABA-VM

SINALDABA VM

SINALDABA VM

Entrantes, salientes, no-espacios y vegetación. Una pequeña sucesión de volúmenes y lugares que integren la vivienda en su entorno

Anticipo:
Los condicionantes del proyecto se resumen básicamente en una parcela con un desnivel de casi 10 metros y geometría complicada, con una marcada orientación sur y unas vistas increíbles.

El objetivo es conseguir una vivienda que se adapte a ese terreno, que crezca de él, aprovechando todas las ventajas que nos proporciona (soleamiento y vistas) y utilizar los teóricos inconvenientes (pendiente y geometría) para sacar provecho de ellos.

Queremos una vivienda que no parezca una única casa, con las dimensiones y los inconvenientes que ocasiona; No queremos un “mazacote”!!!
Para evitarlo jugamos con la escala, fragmentando los volúmenes y variando la materialidad para conseguir algo que la arquitectura tradicional lograba fantásticamente, mediante entrantes, salientes, no-espacios y vegetación. Una pequeña sucesión de volúmenes y lugares que integren la vivienda en su entorno suavizando las dimensiones finales y dando armonía e identidad al conjunto.

Facebook Twitter Plusone Pinterest Email