Concurso Lagunas de la Moraña

Sinaldaba: concurso lagunas de la Moraña P 01

Sinaldaba: concurso lagunas de la Moraña P 01

Sinaldaba: concurso lagunas de la Moraña P 02

Sinaldaba: concurso lagunas de la Moraña P 02

Sinaldaba: concurso lagunas de la Moraña P 03

Sinaldaba: concurso lagunas de la Moraña P 03

Sinaldaba: concurso lagunas de la Moraña P 04

Sinaldaba: concurso lagunas de la Moraña P 04

Edificio dedicado a la reserva ornitológica de las Lagunas de la Moraña. Concurso premiado

Se planteaba un edificio dedicado a la reserva ornitológica de las Lagunas de la Moraña para el que, según las propias bases del concurso, se disponía de un enclave privilegiado, un presupuesto muy reducido y un programa de necesidades libre. Desde un primer momento se entendió el proyecto como una oportunidad para entorno urbano de vital importancia en cualquier núcleo de población de pequeñas dimensiones como era el de El Oso: LA PLAZA.

Se partió de la idea de crear nuevas relaciones espaciales y de uso con lo público a través de la singular implantación en el entorno de una volumetría capaz de generar nuevos espacios y relaciones urbanas por si misma así como de aprovechar al máximo la buena orientación de la parcela. Para ello se separó la propuesta de las construcciones vecinas generando un vacío interior que se adaptaría y se manipularía en función de la necesidades que el Centro fuese reclamando. Un vacío interior capaz de ser un recorrido, un patio abierto, un patio cubierto…y que a su vez convierte al edificio en un icono dentro de LA PLAZA

El edificio se resuelve en una planta baja, una planta primera y un bajo cubierta. El hecho de no disponer en las bases de un programa ni necesidades concretas hizo que se tratase generar dentro de la volumetría espacios interiores polivalentes capaces de adaptarse a varios usos e incluso de replantearse una vez hubiese una mayor concreción del programa y en los que, a través de la disposición de las plantas, apareciesen dobles alturas y relaciones visuales y espaciales diferentes. El volumen se convierte en una envolvente que establece un vínculo con el patio interior en todas las plantas. La planta baja se abre en varios puntos al patio y en él se disponen mecanismos simples como paneles móviles exteriores o techos textiles practicables de coste muy reducido que permiten manipular y apropiarse del espacio exterior.

La orientación, siendo ideal en términos de eficiencia energética, concuerda también con un uso expositivo o docente que se entendió tendría el Centro de las Lagunas de Moraña. Se establece una doble envolvente exterior: una piel traslúcida o transparente – según zonas- que recorre todo el edificio y una piel exterior masiva que es la que establece una relación constructiva con la plaza y el entorno.

Constructivamente se plantea una estructura metálica muy liviana que soportaría las dos plantas sobre rasante. El sistema de la doble piel –se resuelve por un lado con una doble hoja de policarbonato sobre una subestructura de aluminio y por otro con un muro de fábrica de ladrillo resuelto según las soluciones constructivas tradicionales. La disposición al sur de este muro y principalmente al norte del policarbonato permite un aprovechamiento perfecto de la orientación. La planta baja en su conexión con el patio se resuelve con vidrio para enfatizar la relación y diluir el concepto de interior-exterior.

Facebook Twitter Plusone Pinterest Email