Concurso Haurreskolak

Slide 1
Slide 2
Slide 3
Slide 4
Slide 5
Slide 6
Slide 7
Slide 8

sinaldaba: concurso guardería Haurreskolak. Vista exterior 00 sinaldaba: concurso guardería Haurreskolak. Esquema sinaldaba: concurso guardería Haurreskolak. sinaldaba: concurso guardería Haurreskolak. Vista exterior 03 sinaldaba: concurso guardería Haurreskolak. Vista exterior 02 sinaldaba: concurso guardería Haurreskolak. Vista exterior 01

Una escuela de educación primaria debe ser un edificio único, con unas condiciones que lo hagan especial y lo distingan entre otros edificios; Es una pequeña ciudad a escala. Un mundo por y para los niños.

El proyecto nace como fruto de varias premisas que consideramos imprescindibles en un edificio de tipología tan singular como una haurreskolak.

En primer lugar, después de ver innumerables ejemplos a lo largo de los años de escuelas, guarderías y centros docentes en general como pequeñas “cárceles” simplemente que se diferencian de cualquier otro tipo de edificio en que se les ha dotado de una pizca de color, creemos que esa no es la solución.

Una escuela de educación primaria debe ser un edificio único, con unas condiciones que lo hagan especial y lo distingan entre otros edificios; Es una pequeña ciudad a escala. Un mundo por y para los niños.

En este proyecto concreto que se plantea, existe un contexto muy potente y numerosas restricciones, empezando por el tipo de ubicación que se le destina así como a normativa a la que debemos acogernos, plazos de ejecución etc. Intentando crear ese pequeño “mundo” que comentábamos antes dentro de este otro mundo “real” de condicionantes, creemos que esta haurreskolak debe partir de un esquema de funcionamiento radial, ya que además de poder ejecutarse por fases, es idóneo para que no existan espacios desperdiciados en largas circulaciones tan poco apropiadas para los niños. Cada metro de este edificio tiene una función específica y a su vez variable dependiendo de los requerimientos en cada momento. Agrupando las aulas entorno a un espacio central conseguimos que entre ellas surjan patios controlables y seguros en donde los niños puedan jugar según sus edades y siendo controlados por sus cuidadores en cada momento. Si las condiciones climatológicas no permitieran el uso de estos patios en determinados momentos, este espacio central podría ser empelado y divisible en patios cubiertos y calefactados. También tanto el aula de usos múltiples se encontraría en esta ubicación, pudiendo variar su tamaño adaptándose a las necesidades del centro en cada momento, como los accesos, todos ellos alrededor de un patio central.

Otra de las ventajas es que todas las dependencias del centro, especialmente las aulas, cuentan con unas condiciones lumínicas óptimas; Hemos prestado especial atención a la orientación de las aulas por este motivo y también de cara a la eficiencia energética y sostenibilidad.

Creemos que en este último aspecto hemos adoptado todas las soluciones más adecuadas para su óptimo funcionamiento:- Energía geotérmica, que aunque a priori implica un gasto un poco mayor que otras alternativas, es una energía limpia y duradera que permite amortizar su inversión en un corto período de tiempo. -reciclaje de aguas pluviales para aseos, riego…-orientación específica para favorecer las condiciones lumínicas, térmicas y de circulación y renovación natural del aire y – un sistema constructivo adecuado a este propósito que describimos a continuación.

Dados los plazos de ejecución en los que se debe desarrollar el edificio, lo más adecuado es decantarse por el uso de un sistema constructivo con materiales industrializados y de junta seca que permiten por una parte realizar las fases en los meses estivales en los que el centro no este activo y que se adaptan a las condiciones de sostenibilidad y eficiencia anteriormente descritas. La estructura se realiza en madera laminada de eucalipto, con un sistema de cubiertas ligeras y ventiladas y un cerramiento formado por u-glass con doble hoja en las partes traslucidas que permite una entrada difuminada y homogénea de la luz natural y de u-glas más madera pintada con el color de cada una de las aulas en sus partes opacas y más privadas. En las edades de los niños que ocuparán el centro, el color es algo fundamental y les facilitará el aprendizaje y reconocimiento. Las formas curvas y orgánicas crean espacios fluidos, con transiciones suaves evitando saltos y aristas peligrosas e incómodas.

Juntando el empleo de materiales industrializados con la optimización del espacio, el resultado es poder contar con aulas y zonas amplias y cómodas a un coste reducido. Es por ello que creemos que el edificio encaja en el presupuesto establecido.

Facebook Twitter Plusone Pinterest Email